El Zero Waste, traducido al español como Basura Cero o Cero Desperdicios, es más que una tendencia para nosotros, es una forma de vida que se aloja muy cerca de nuestro espíritu y corazón. Es acerca de tener consciencia de nosotros mismos, ejerciendo pequeñas acciones repensando la manera en que consumimos y permitirnos vivir con menos cosas materiales. Se trata de no solo reducir nuestra huella ambiental sino vivir una vida enfocada hacia coleccionar experiencias, no cosas.

Para llevar a cabo una vida “zero waste” seguimos la regla de las 5 erres:

1. RECHAZAR lo que no necesitamos

2. REDUCIR lo que realmente necesitas

3. REUTILIZAR cambiando hacia alternativas reutilizables y comprar de segunda mano

4. RECICLAR lo que no podemos rechazar, reducir o reutilizar

5. ROT que quiere decir compostar

LA SITUACIÓN EN ECUADOR

En promedio una sola persona en Ecuador genera más de 800 gramos de basura al día, la cifra parece mínima. Pero en realidad al multiplicarla por la población del país representa millones de desperdicios, solo en el 2017, los ecuatorianos botamos 12.337 toneladas de basura, eso representa 352 camiones llenos de basura. ¿Reciclar? Según cifras del INEC, solo el 4% se recicla, todo lo demás queda enterrado, tirado en botaderos o en cuerpos de agua. Gran parte de la basura es plástico, el cual no se biodegrada. Si, eso quiere decir que todo el plástico alguna vez creado aún existe poniendo en riesgo no solo la vida marina, sino nuestra propia cadena alimenticia, y por tanto nuestra supervivencia.

¿Por qué no al Plástico?

8 millones de toneladas de plástico acaban cada año en los océanos. Lo que equivaldría a vaciar un camión de la basura lleno de plástico cada minuto en ellos. Como sigamos así para el año 2050 habrá más toneladas de plástico que de peces en los mares.

El plástico esta hecho a base de petróleo y nunca desaparece, simplemente se descompone en partículas más pequeñas sin cambiar su composición química. Cuando son menores de 5 mm se les suele denominar microplásticos. Pueden llegar a ser imperceptibles al ojo humano, lo que no significa que desaparezcan.

Esto está causando no solo mucho daño y muerte a muchos animales marinos. Si comes pescado u otro alimento cerca de una fuente de agua (o sea casi todos), este plástico y sus quimicos toxicos puedem acabar en tu torrente sanguineo. Numerosos estudios han relacionado este hecho con enfermedades como el cancer, la infertilidad, enfermedades autoinmunes y otros.

¿Por qué es mejor comprar al peso?

1. Compras solo lo que necesitas, evitando el desperdicio de alimentos

2. Ahorras, porque pagas por el producto, no por el empaque

3. Apoyar la economía local

4. Consumes productos naturales, que son mejora para ti

5. En Te Quiero Verde, te premiamos con descuentos al hacer refill !!

¡Te sorprenderás cuantos empaques y plásticos puedes salvar de la basura haciendo simples cambios en tu rutina de compra!

Pasos para comprar al peso

Estamos convencidos que la venta al peso no solo es la forma de compra del
pasado, sino que será del futuro. Comprar al peso, es muy sencillo solo debes seguir los siguientes pasos:

1. Tarar, quiere decir pesar tu envase (si traes el tuyo propio) para poder restar ese peso a tu compra final

2. Refill – rellenar tus envases con tus productos favoritos

3. Pesar

4. Pagar

Recuerda: tomar solo lo que necesitas, traer y rellenar tu frasco favorito, ¡conéctate con el origen de tus alimentos y dale la bienvenida a una mejor manera de comprar!